It's never too late to be what you might have been!
It's never too late to be what you might have been
Carta De Despedida A Mi Cachorro by Sonia Valdés

Princesa:

La semana pasada tuve que decirte adiós después de que me acompañaste durante 12 años de mi vida. Ese día me quedó claro que nadie sabe lo difícil que es perder a un perrito hasta que le pasa en carne propia. A lo largo de mi vida vi como otras personas comentaban que sus perritos habían muerto, pero no había comprendido el dolor tan grande que siente hasta el jueves pasado.

Cookie, vos no eras una mascota en nuestra casa, sino que eras parte importante de nuestra familia. Como me dijo alguien, no muchas personas logran establecer un vínculo tan fuerte con sus perritos y por eso no tienen idea del amor tan grande que se puede llegar a sentir por ellos. Me alegra saber que vos y yo logramos eso.

Viniste a mi vida el primer día de mi último año de escuela. Eras una bebé de 1 mes a la que le daba la pacha, le ponía sombreros y la acostaba en medio de unas pantuflas de conejo para que se sintiera calientita y llegaste a pensar que los conejos eran tus mamás. Me encantaste desde el primer momento que te vi. Pero ese sentimiento tan superficial de verte como el perrito bonito, se convirtió en un amor inmenso por un ser que demostró ser incondicional a lo largo de estos 12 años.

Durante el tiempo que estuviste a mi lado, despertaste mi lado materno. Fuiste la mejor hija, la mejor compañía y la más incondicional. Compartiste conmigo muchísimos momentos, buenos y malos, te alegraste y lloraste a la par mía. Me consolaste cuando más lo necesitaba. Fuiste mi mejor medicina en mis peores momentos.

No puedo describir el dolor tan grande que siento con tu partida, porque con vos te llevaste una parte enorme de mi corazón. Nunca imaginé el vacío tan grande que ibas a dejar en mi vida y la falta inmensa que me ibas a hacer.

Carta De Despedida A Mi Cachorro by Sonia Valdés

Gordita, gracias por todo tu amor, por haber venido a llenar mi vida de alegría y por todos los momentos lindos que compartimos. Siempre voy a guardar en mi memoria todos los recuerdos que me dejaste. Cómo te alegrabas al verme y salías a recibirme a la puerta cuando regresaba a la casa, moviendo tu colita de emoción y luego salías corriendo al sofá para tirarte patitas arriba para que te sobara la panza.

Cuando íbamos a caminar y con sólo ver que sacaba los tenis comenzabas a saltar como loca alrededor mío para que me los pusiera rápido y nos fuéramos.

Cuando compartíamos snacks y engordábamos juntas, cuánto te encantaban los dulces igual que a mí, cómo estabas pendiente a la hora de la comida de que se cayera algo de la mesa para comértelo. Cuánto te encantaban los sorbetes. Cuando me hacías esa carita hermosa y querías que te diera de lo que estaba comiendo. Cómo tirabas tu platito por toda la cocina para exigir tu comida, jajaja. ¡Eras un caso!

Cuando te venías a acostar abajo de mi escritorio mientras yo trabajaba y necesitabas tener contacto con mi pie para estar tranquila, porque sino comenzabas a llorar. Cuando tenías una mamitis tan grande que no me dejabas ni ir al baño, porque escapabas a botar la puerta para que te abriera y me pudieras ver. ¡No soportabas perderme de vista!

Carta De Despedida A Mi Cachorro by Sonia Valdés

Cuando te escondías para que no te bañaran y sólo dejabas que yo te agarrara.

Cachorrito, no entiendo cómo hay personas que piensan que los perritos no sienten, cuando vos tuviste sentimientos más grandes que muchos seres humanos. Eras capaz de tener una empatía increíble, sabías cómo me sentía y por eso llorabas al verme llorar. Sabías quién me había lastimado y le ladrabas para que no se me acercara. Lo más increíble que hiciste fue tratar de consolarme cuando nadie más podía hacerlo, gimiendo y sobándome mi pierna con tu patita. ¡Me partiste el corazón! Siempre me cuidabas y no dejabas que gente que no conocías se me acercara cuando venían a la casa.

No me alcanzan las palabras para expresar todo lo que siento y todo lo que me dejaste. Fuiste tan noble que aun cuando yo andaba de malas y no te hacía caso, vos me seguiste amando y me seguiste buscando. En tu corazón no había lugar para resentimiento, sólo para amar.

¡Mi Cachiporrista favorita! Tan bella que te veías con tus chongas. Fuiste y serás siempre mi primer bebé. Gracias por haberme dado la oportunidad de cuidarte y demostrarte cuánto te amo. Durante las últimas semanas hice lo mejor que pude para que estuvieras bien. Me permitiste darte tus pastillas, ponerte tu medicina, estar pendiente de vos y darte mucho amor. Cada desvelada valió la pena. No podía hacer otra cosa que velar tu sueño y esperar a que te sintieras mejor. Cuando llorabas y temblabas, lloré a la par tuya. Estoy triste porque te fuiste, pero sé que ya no estás sufriendo y ya estás descansando.

Carta De Despedida A Mi Cachorro by Sonia Valdés

Cookierringa, no sabés lo horrible que es venir a la casa y ver que ya no salís a recibirme. Escuchar un sonido que parece el ruido de tus patitas y ver que no aparecés. Pasar por los lugares donde siempre te acostabas y quedarme con el “Cookie” en la punta de la lengua para llamarte y realizar que ya no estás. Bajarme con cuidado de la cama para no patearte y darme cuenta de que no estás dormidita con tu sábana en mi alfombra. El vacío que has dejado en mi corazón es enorme y todos los miembros de nuestra familia te extrañan.

Angelito, nuevamente te doy gracias por tu amor incondicional y por siempre haber estado a mi lado. Gracias por haber sido parte de 12 años se mi vida y haberlos llenado de tanta alegría. Sé que te fuiste sabiendo que fuiste súper consentida y amada por todos en la casa.

¡Te voy a extrañar con todo mi corazón!

RIP Cookie Valdés.

Te amo, Precious Moment.

Tu Mami.

  • Ruth Guevara.

    Que linda carta! No cabe duda que cookie tambien la amaba! Y se fue muy agradecida de sus cuidos, así es la vida! Fortaleza a Ud. Que es una gran persona y a su familia.

  • Miriam Guzman

    Llore al leer tu carta, pero que sentimiento, yo se perfectamente lo que se siente, he perdido a varios perritos, y es cierto en los perritos no hay lugar a resentimientos, siempre dan amor real, sincero e incondicional. Yo se que algun dia los vamos a volver a ver………

    Personalmete te aconsejo q guardes en tu corazon esos lindos recuerdos, nada mas bello que haberlos mimado, consentido y querido, fue un sentimiento mutuo, estuvistes con ella hasta el final.

    Yo hace 8 meses se robaron de mi casa a un Labrador Chocolate, era el consentido, y lo buscamos y buscamos incansablemete, y es una tristeza horrible no saber si esta bien si vive o no o si lo maltratan.

    Bendiciones.

Suscríbete a mi newsletter