It's never too late to be what you might have been!
It's never too late to be what you might have been

La semana pasada fue súper difícil para mí e incluso pensé en dejar de escribir el blog, porque sentía que si yo estaba mal, cómo podía darle palabras de aliento a otras personas. Pero una amiga me dijo que si dejaba de escribir, iba a permitir que ED  me boicoteara.

Se preguntarán quién es ED. ED es el acrónimo en inglés de “Eating Disorder”, que en español significa “Trastorno de la Conducta Alimentaria” (TCA). ED es una enfermedad como cualquier otra, con la diferencia que afecta la parte física y emocional de la persona que la padece, además de las personas que la rodean.

Un ED puede ser anorexia o bulimia. No importa el tipo de ED que tengas, lo importante es saber que tú no eres la enfermedad, no eres ED. Por eso me gustó cuando leí un libro que se llama “Life without ED” (La vida sin ED), porque explica cómo ED es el que nos controla y hace creer que estamos gordas, que no debemos comer, que nos hace sentir culpables si comemos golosinas, que nos dice que tenemos que hacer ejercicio hasta quedar agotadas, que nos lleva a buscar soluciones autodestructivas para enfrentar la vida, que nos hace mentir, que nos aleja de nuestros seres queridos y que nos hace sentir que no valemos si no somos lo más delgadas posible. Y para ED nunca vamos a ser lo suficientemente delgadas.

En El Salvador el tema de los TCA se trata como un tabú y muchas personas que lo padecen se encuentran solas y no saben a quién recurrir para pedir ayuda. La familia generalmente no conoce la enfermedad y no encuentran en quién apoyarse para salir adelante. Además, les da vergüenza hablar sobre el tema, porque consideran que es algo malo, cuando en realidad no es su culpa, es simplemente una enfermedad que debe tratarse.

Yo tenía varios años de tener períodos en los que bajaba de peso radicalmente, pero eran períodos cortos y nadie le daba importancia, ni siquiera yo. Pero desde el 2008 las cosas cambiaron y “restringir” (dejar de comer) se volvió mi estilo de vida. Tuve la suerte de que en diciembre de 2009 una amiga muy querida me vio y me dijo sin andar con rodeos que yo tenía un ED. Ella es psicóloga y trata muchos casos de ese tipo, así que decidí al menos escuchar lo que tenía que decirme.

Estábamos en una fiesta, yo estaba en los huesos y sin embargo, en ese momento no paraba de comer, y ella me lo hizo ver. Yo insistía en que no tenía ningún problema. Recuerdo exactamente mis palabras, le dije: “Me estoy dando permiso para comer hoy”. Y ella me dijo que eso no era un “permiso”, sino un “atracón”. Esa fue la primera vez que escuché los términos “restricción” y “atracón”. Para que yo me informara más sobre el tema ella me dio el libro “Life without ED”, y al leerlo, pude darme cuenta de que me identificaba totalmente con lo que la autora describía.

Después de eso, ella les recomendó a mis papás una terapeuta de familia, que es la que hoy es mi terapeuta personal. Con ella comencé a trabajar todos mis conflictos, porque lo que hace la comida es “adormecer” los sentimientos. En lugar de sentir, restringes o te atracas. A medida que pasaba el tiempo, ED se convirtió para mí en un problema serio y las complicaciones que surgieron en mi vida durante esos años, hicieron que éste se acentuara aún más.

A pesar de todo esto, yo no lo veía como un problema. Al contrario, era feliz de estar súper delgada, de usar una talla súper pequeña para mi edad y estatura y de que me veía como una niña. Porque ese es uno de los efectos de ED, hace que las mujeres tengan cuerpos de niñas. En medio de tanta “felicidad”, lo que nunca imaginé fue que ED pudiera ser tan grave como para provocar la muerte, ¡pero así es! Poco a poco te vas consumiendo tu propio cuerpo, los órganos se van afectando y por último muere el cerebro o el corazón. De esto me enteré la semana pasada que mis papás me llevaron con una endocrinóloga que se especializa en TCA. Fue ella la que me explicó el daño que me estoy causando al restringir y al atracarme, y me dejó millones de exámenes para conocer mi estado físico. El metabolismo se altera dramáticamente.

Mi terapeuta tenía 1 año de estarme diciendo que necesitaba que me chequeara físicamente para saber cómo estaba, y yo no le hice caso. ¿Por qué? Porque yo quería seguir estando esquelética. Pienso que pedirle a un paciente con TCA que vaya a donde un endocrinólogo es como pedirle a un alcohólico que vaya a sus reuniones de alcohólicos anónimos. ¡No va a ir! Por eso existen los sponsors, que son los que los llevan y los apoyan en el proceso de recuperación. En mi caso, mis papás asumieron el rol de sponsors y me llevaron a donde esta doctora, porque yo me estaba apagando. La luz de mis ojos se esfumó y por más que deseaba ser positiva, mi estado físico no me lo permitía.

Una persona que padece esta enfermedad no la puede vencer sola, necesita un gran equipo y mucho apoyo. Nuevamente les digo que yo he tenido la bendición de que Dios me ha puesto a esta amiga que es un ángel y que nos ha guiado a mí y a mis papás en el proceso de mi recuperación. Fue ella la que nos recomendó a la terapeuta ideal para mí y a la endocrinóloga con experiencia en TCA. Además, el cariño tan grande que nos tiene a mí y a mi familia, la llevó a meterse de lleno en el problema y darse a la tarea de explicarle a mis papás lo que es un TCA y lo difícil que es para la persona que lo padece.

Como les dije desde mi primera entrada del blog, soy humana y tengo mis defectos y debilidades. Ningún proceso es un camino ascendente, sino que tiene altos y bajos, y hay recaídas. La semana pasada me puse súper triste, porque me sentía sin fuerzas, cansada, decaída, no podía dormir y sabía que estaba teniendo una recaída grave. Pero mi amiga tiene razón y no le voy a dar el gusto a ED de verme derrotada y de abandonar mi blog, que tanta ilusión me ha dado y que me ha conectado con personas maravillosas que se han identificado con mis experiencias. Lo más valioso que puedo hacer es levantarme y seguir adelante.

Hoy no les estoy contando una experiencia sobre cómo superé una prueba, sino que los estoy invitando a que me acompañen en esta lucha y en mi proceso de recuperación, a través del cual espero poder ayudar a otras personas que también combaten a ED. El mejor consejo que les puedo dar en este instante es: ¡Busquen ayuda! Y si tienen seres queridos que presentan estos síntomas, hablen con ellos y apóyenlos. Aislarse de todos es una de las peores cosas que podemos hacer los que sufrimos este trastorno.

Este tema no se puede abordar en una sola entrada, porque sería demasiado largo, pero más adelante les hablaré acerca de los síntomas, las mentiras que nos hace decir ED, cómo ED nos manipula, cómo alejamos y dañamos a todas las personas que nos quieren y están a nuestro lado, cómo poco a poco vamos dejando de vivir y disfrutar de la vida. Si les interesa que toque puntos específicos de mi experiencia con ED, va a ser un gusto hacerlo.

Si desean más información sobre mis terapeutas y endocrinóloga, pueden escribirme en la hoja de contacto y con mucho gusto les doy la información.

  • Margarita

    Hola!! Te felicito, no todos tenemos la valentia de dar a conocer que padecemos de un transtorno que para muchos es un tabú, y sobre todo la valentia de ACEPTAR que estamos cargando con un problema tan serio. Eres muy afortunada de tener a esos padres tan maravillosos, que estan contigo, te apoyan, te comprenden y te aman tanto….. Esta vez no puedo decirte que me identifico del todo contigo, porque a mi me paso lo contrario. Nosé si tenga un nombre, nosé si era un problema, pero yo viví acomplejada una buena parte de mi vida por ser super delgada, yo no queria ser asi !!!. Comenzó a afectarme emocionalmente a la edad de 15 años, mido 1.67 y pesaba 115 libras, me sentia rara, diferente, veia a mis copañeras del colegio mas bonitas que yo, no me sentia atractiva, y sobre todo no me sentia nada bien conmigo misma. Veia que a todas les quedaba bien todo tipo de ropa, y a mi nooo. Depués las cosas empeoraron, cuando tenia 23 años tuve ciertas situaciones estresantes que me llevaron a bajar aún más de peso, sin quererlo (falleció mi abuelita, tenia que cuidar sola a mi hijo,llevaba 5 materias en la U, trabajaba), sentía que mi vida era un caos, llegué a pesar 105 libras. Me deprimí mucho, todos me preguntaban que que me pasaba, me decían que me veía mal, mi aspecto íisico desmejoró muchíisimo. Y fue entonces que me decidí a tomar cartas en el asunto, ya no podía dejar que las cosas continuaran así, entonces fui a ver a una nutricionista, me evaluó me dejo una serie de examanes y me remitio con un endocrinólogo. Los examenes médicos no decian nada malo, el endocrinólogo tampoco me encontró nada, entonces la nutricionista me dijo que era un problema de una alimentacion desbalanceada, ya que yo comia grandes cantidades pero de seleccionados grupos de alimentos, lo cual no contribuía a una mejoria en mi peso. Eso aunado a la situación de estrés que estaba viviendo, lo cual me estaba consumiendo aúm más. Pero gracias a Dios segui una dieta alimenticia, y comencé a despojarme de todo lo que me producía estrés, no permití que me atacará más….El proceso fué lento, pero gracias a Dios, ahora 7 años después tengo un peso normal, que va de acuerdo a mi edad y estatura, peso 140 libras!!!! Yo me siento muy bien, no estoy gordita, pero tampoco estoy tan delgada como lo estuve antes…… Asi que despues de este largo y quizas aburrido cuento de una parte de mi vida, solo te puedo decir que sigas adelante, que con muchas ganas, mucho esfuerzo y sobre todo el apoyo con el que cuentas, todo se puede lograr. No pierdas la confianza en ti, aveces puedes llegar a sentir que es demasiado el esfuerzo, te pueden dar ganas de parar, pero no te dejes vencer por el desgano, eres una mujer muy fuerte, valiente y con muchas ganas de vivir (no es necesario que te conozca en persona para saberlo) y vales muchiisimo, como para dejarte vencer por una enfermedad, NUNCA!!! No pierdas tu objetivo, vas a ver que despues vas a hechar un vistazo atrás y vas a sentirte tan feliz porque todo valio la pena. Cuidate mucho y sigue, dejate ayudar por los seres que te aman…. Te deseo lo mejor! Un fuerte abrazo .

    • Soniux Valdés

      Hola Margarita! Siempre es un gusto leer tus comentarios del blog y para me aburre. Ese es el objetivo de mi blog, que otras personas se animen a compartir sus historias y de esa forma irnos ayudando mutuamente. Me alegra muchísimo que hayas encontrado la ayuda de un profesional para tener el peso ideal para tu estatura y complexión y que ahora estés feliz con tu apariencia. En tu caso, deseabas verte como una mujer…en el mío, estoy luchando por dejar de ser una “peter pan”. Te agradezco con todo el corazón tus palabras y el concepto que te has formado de mí. Gracias por los ánimos y yo también te deseo todo lo mejor a ti. Te mando un abrazo enorme!

  • Luza

    Hola Sonia!!
    Eres muy valiente, poner este artículo es ser completamente honesta y trasparente, no sólo con quienes te leemos sino contigo misma. Le has plantado cara a ED y eso es super importante porque el miedo se vence cuando lo enfrentas, ED se debilita cuando lo ves y cuando pones todo tu amor hacia ti misma en activo. Cuentas con mucha gente que te queremos y deseamos de corazón que cada día estés mejor. Sé que puedes hacerlo!! Poner tu situación aquí y ver cómo reúnes fuerzas para superarlo es sin duda una forma maravillosa de inspirar y ayudar a mucha gente!

    • Soniux Valdés

      Luli, gracias por tus palabras y por ser mi cheerleader a distancia. Sos un apoyo increíble y sabés que desde un inicio la idea de mi blog fue ser transparente y buscar ayudar a otros compartiendo mis experiencias. Espero que el objetivo se vaya cumpliendo con el tiempo. Love you!

  • TOTTI10

    sabes me gusta lo que has escrito de hecho io tuve una amiga con esto y si es horrible ver como se va destruyendo io era un estudiante de psicologia para ese momento no tenia nila minima idea que hacer de hecho fui io quien la identifico con este problema y creo que en mucho tenes razon no quieren darse cuenta y sabes aun para este momento no tengo idea si lo ha superado pero le hare llegar este blog porque es muy importante que alguien que vive y pasa por lo mismo te lo diga cuanto me alegra y te felicito que hablas de este tema! exitos

    • Soniux Valdés

      Hola! Siento mucho lo que le pasa a tu amiga. La verdad es que me he decidido a escribir sobre el tema, porque sé que hay demasiadas personas que no están informadas y que no creen que esta enfermedad es un problema. El lunes voy a subir otra entrada, donde voy a hablar de los síntomas y de lo que descubrí esta semana que me dieron el resultado de mis exámenes. Espero que otras mujeres no tengan que llegar a eso para tomar cartas en el asunto. No es fácil hablar del tema, pero si puedo ayudar a otros haciéndolo, lo voy a hacer. Espero que tu amiga lo lea. Un gran abrazo!

  • Rodrigo Valdivieso

    Sonia, quiero felicitarte por esta publicación en tu blog. Reconocer que tenés un problema es muy difícil y aceptarlo para modificarlo (y/o controlarlo) es aún más. Siempre he creído que que cuando una persona se enfrente a cualquier tipo de situación similar a la tuya o no (p.ej., drogadicción, alcoholismo, algún tipo de adicción), o en tu caso este transtorno alimentario, te construye como ser humano, me recuerda a la parábola de los talentos, donde podrías relacionar esto lejos a una maldición, sino, todo lo contrario, una bendición para otras personas que pasan por lo mismo o situaciones parecidas, ya que no es lo mismo lo que se encuentra en los libros, sino lo que con la práctica has vivido. De verdad, no me queda más que felicitarte por esta información tan concreta acerca del transtorno, por abrir tu corazón y de esta forma sanar y curar a l@s demás. Es que cuando pasamos por estas cosas sean las que sean, lejos de destruirnos, nos construyen una casa (cuerpo, mente, alma) cada vez más fuerte y resistente frente a cualquier “amenaza” del exterior … un gran abrazo y que Dios Te Bendiga…

    • Soniux Valdés

      Hola Rodri! Mil gracias por tus palabras. No me queda más que decirte que tenés toda la razón y que lo importante de vivir una situación como ésta es aprender de ella y salir fortalecido una vez que se vence. En serio que espero que le sirva a otras personas. En la próxima entrada voy a hablar más del tema y las consecuencias que tiene. Qué Dios te bendiga a ti también! Un abrazo!

  • Julio Serpas

    Mira q como yo hay personas que esperamos a que tu nos des una entrada mas en tu blog….. y te lo digo muy en serio q eres super valiente al poner algo como eso en tu blog, me gusta mucho saber q se puede hacer y pues la verdad q la vida esta llena de cosas. Gracias a Dios creo q no tengo a nadie con ningun sintoma de eso pero creeme q si mañana me preguntan como se trata con algo parecido no le dire q busque en Google de un solo…. dire: Hay una amiga q tiene un blog que es lo maximo y ahi explica bastante bien lo es eso!!!!!

    Gracias por tener este blog y por pensar en los que te seguimos!!!!! XD

    • Soniux Valdés

      Gracias, Julio! Qué alegría saber que hay personas a las que les gusta el blog y que están pendientes de las nuevas entradas…eso es súper motivante para seguir escribiendo. Me alegra que no tengás a otras personas con esta enfermedad, porque realmente es súper complicada. Si llegás a encontrar alguien que la padezca, será un gusto darle en contacto de profesionales que pueden ayudarla 😉

Suscríbete a mi newsletter