It's never too late to be what you might have been!
It's never too late to be what you might have been
Hombres y Pasteles by Sonia Valdés


Hombres y Pasteles

noviembre 25, 2014
Hombres y Pasteles by Sonia Valdés

Ni una soltera se salva de que le pregunten: “¿Por qué no tenés novio?”. ¿Qué se le puede responder a este tipo de pregunta? La respuesta es un tanto obvia: ¡No ha aparecido el hombre correcto! No bastando con eso, las personas comienzan a opinar sobre los hombres que nos rodean y decir cosas como “él es el hombre más bueno”, “él tiene un excelente trabajo”, “él es guapísimo”, “¿cómo no te puede gustar?”.

Después de escuchar todo esto por demasiado tiempo, por fin encontré la mejor metáfora para explicar mi respuesta: ¡Los hombres son como los pasteles!

Ok, ¿de qué se trata esto? Cuando te vas a comer un pastel, no te vas a comer los huevos, la harina, el azúcar, la margarina y la leche por separado, ¿cierto? Se tienen que mezclar todos los ingredientes en las cantidades correctas para que el pastel quede rico. Lo mismo sucede con los hombres. No basta con que sea súper guapo o el más bueno, o que esté muy bien económicamente, o que sea sumamente inteligente o súper divertido. El que posea sólo una de esas características no es suficiente.

Cada mujer es distinta y por lo tanto, cada una tiene diferentes necesidades y dependiendo de ellas le va a dar más importancia a una característica o a otra, e incluso es posible que tenga otros parámetros distintos de los que menciono a la hora de elegir pareja.

Revisemos punto por punto:

  1. Guapo: El que para muchas personas un hombre resulte guapo, no significa que a vos te lo va a parecer. Lo importante es que exista química y atracción entre vos y él. Con el tiempo me he dado cuenta de que esto va mucho más allá de lo que generalmente es considerado como atractivo. Él puede ser incluso tu sueño de hombre físicamente y no atraerte, porque carece de otras cualidades importantes. ¡Me ha pasado!
  1. Bueno: Por supuesto que al buscar pareja esperamos que sea un buen hombre. Pero a un buen hombre lo podés ver únicamente como tu amigo si no existe atracción.
  1. Económicamente Estable: Les puedo asegurar que no se vive de amor. De por sí es difícil iniciar una vida en pareja y la parte económica puede hacerlo todavía más complicado. Sin embargo, un hombre cuya carta de presentación es su billetera, en mi caso queda descartado, porque quiere decir que tiene tan baja autoestima que piensa que una mujer sólo lo va a apreciar en la medida de lo que él puede ofrecer en términos económicos. Es más importante que sea un hombre con visión de futuro y ambiciones al mismo nivel de la mujer con la que va a estar para que ambos puedan crecer y tener la vida que desean.
  1. Inteligente: A mí en lo particular los hombres me conquistan por el cerebro. De las cosas más atractivas que hay en un hombre es que sea inteligente y tenga temas de conversación interesantes. Pero nuevamente, sólo la inteligencia intelectual no basta, si no cuenta con inteligencia emocional y la capacidad para expresar y contener emociones.
  1. Divertido: ¿A quién no le gusta que la hagan reír? Un hombre que logra hacerme pasar un momento agradable y poner una sonrisa en mi rostro ya tiene una buena parte ganada. En este punto lo esencial es que sepa cuándo es tiempo de bromear y cuándo hay que tomar las cosas en serio.

Estos son 5 de los ingredientes que considero importantes en las cantidades correctas para tener un buen “pastel”, además de que sea protector y caballeroso. Parece que esta analogía hace que la gente ponga en perspectiva la situación y se de cuenta de que no es tan fácil como que un hombre cumpla con una de las características antes mencionadas para elegirlo como pareja.

¿Cuáles otros ingredientes consideran ustedes necesarios?

Suscríbete a mi newsletter