It's never too late to be what you might have been!
It's never too late to be what you might have been
42-sonadores-vs-realistas

Hace unos meses en Modern Family, una de las series que me encanta, cerraron con este pensamiento: “En el mundo hay personas soñadoras y personas realistas. Uno creería que los soñadores se van a unir a otros soñadores y los realistas a otros realistas. Pero pasa lo opuesto. ¿Por qué? Los soñadores necesitan a los realistas para impedirles volar muy cerca del sol. Y los realistas, sin los soñadores, puede que nunca lograsen levantarse del suelo”.

Cuando lo escuché, me encantó, porque lo hacían para explicar cómo en una misma familia existen personas completamente diferentes y que eso no tiene nada de malo. Si ustedes se ponen a pensar en los miembros de su familia, se van a dar cuenta de que cada uno tiene sus propias características que lo definen y lo hacen especial. Es más, cuando buscamos pareja queremos a alguien que nos complemente. Para que esto suceda, esa persona no puede ser igual a nosotros.

Tanto el soñador como el realista tienen cualidades y defectos.

Una persona soñadora no se conforma con lo que tiene, se pone retos, metas y lucha por cumplirlos. No se limita, porque cree que con esfuerzo y trabajo puede alcanzar lo que desea. En mi opinión son personas felices, juguetonas hasta cierto punto y tienen un toque de inocencia e ingenuidad. Los soñadores creen en los demás así como creen en ellos mismos. Tienen una visión amplia de la vida, una mente abierta. Hay una expresión en inglés que me gusta muchísimo: “think out of the box”. Ellos no se dejan encasillar.

El problema de un soñador está en que si sueña demasiado puede llegar a perder contacto con la realidad. Pueden utilizar el sueño como una vía de escape a una vida que tal vez no es como ellos desearían que fuera. Una persona no puede vivir soñando todo el tiempo, porque entonces corre el riesgo de comenzar a construir historias en su cabeza y que esas ideas no se concreticen, como crear diálogos y encuentros que nunca llegan a ocurrir, imaginarse relaciones que nunca se establecen y su mundo se puede convertir en una fantasía. Además, por ser tan confiados, el resto del mundo puede llegar a abusar de ellos, porque piensan que todas las personas son buenas.

Por otro lado, los realistas tienden a ser racionales, a regirse por las normas y a ser sumamente equilibrados en sus vidas. Son personas muy precavidas. El realista es muy trabajador, pero puede llegar a ser un poco obsesivo y a estresarse cuando las cosas no salen de acuerdo al plan. Son personas que se mantienen en control y que al tener la cabeza fría y siempre manejar diferentes escenarios ante posibles hechos, son capaces de solucionar los problemas de una forma muy eficiente.

Sin embargo, este tipo de personas son muy rígidas en cuanto a sus ideas y realizan todas sus actividades de una forma tradicional, tal y como las harían la mayoría de la gente. Al no soñar demasiado, se limitan en algunas ocasiones y no se dan cuenta de que se podrían poner retos mucho más altos, porque tienen la capacidad de superarlos. No les gusta correr riesgos y van a los seguro. Además, son desconfiados y les cuesta expresar sus emociones, por lo que reprimen muchísimo lo que sienten. No se permiten ilusionarse por miedo a decepcionarse y sufrir. Le huyen al sufrimiento, a ser lastimados y a sentir dolor. Por esas razones no demuestran su cariño a sus seres queridos y pueden ser un tanto fríos.

¿Qué es lo que les quiero decir con esto? Que no importa si se identifican con los soñadores o los realistas, porque ser soñador o ser realista no es bueno ni malo, simplemente es una característica que determina el tipo de persona que somos. Y como dice la frase que les puse al principio, lo esencial es entender que ambos se necesitan y se complementan. Los soñadores necesitamos que alguien nos ponga los pies sobre la tierra y no nos deje llegar al sol, porque nos podemos quemar. Saber que está bien soñar, pero que debemos establecer planes de acción para que esos sueños se vuelvan una realidad y no una vía de escape. Que no vivamos fantaseando, sino que cambiemos esa realidad que no nos gusta. Y los realistas necesitan ese empuje y esa motivación que sólo un soñador les puede dar, contar con alguien que cree en ellos y que los impulsa a ponerse metas altas, a tener sueños e ilusiones y saber que sí se pueden lograr.

Debemos aprender a apreciar las cualidades y fortalezas que tiene cada persona y a potencializarlas, en lugar de enojarnos porque son diferentes y querer moldearlas para que sean como nosotros. ¿Se imaginan que aburrida sería la vida si todos fuéramos iguales?

  • aldo medina

    Excelente nota, sabes lo mejor de los soñadores es que no se fijan limites, un soñador puede pensar ir a europa y visitar diferentes paises, un realista le dira “CON QUE DINERO” diferente ser iluso, pero un soñador puede lograr sus sueños ya que trabaja y se enfoca en alcanzarlo y como hay una frase por ahi “EL MUNDO ES DE NOSOTROS LOS SOÑADORES”

  • Christopher Lobo

    fabulosa nota, sabes conosco muchas personas, pero son pocas los soñadores, los soñadores tienen algo esencial y es que no tienen limites, pero muchas veces se pasan de esos limites, el problema esta en que ‘tienen que hacer planes para cumplir las metas soñadas’ y así lograran sus sueños y en cambio los realistas solo ven lo real, pero no quiera decir que no sueñen con cosas grandes, ellos sueñan pero se niegan a intentarlo por el simple hecho de que piensan que no lo lograran, es por todo esto que si hay que escoger entre una de los dos, escogería un poco de ambas y así se proyectaran mas mis metas y sueños…..

  • Yo creo que los soñadores son los que han creado al mundo. Todo lo que está en este bello mundo es porque nació de una idea, de un sueño. Y este sueño se puso en practica, se llevo a la realidad, y así todo ha sido. Por tanto los soñadores son los dominantes del mundo. Los realistas siempre se han queado así, sin ir más allá de lo que su vista les alcanza, hasta su nariz. Los soñadores han roto todo ese tipo de paradigmas y lo han logrado.
    Imagina como se logro todo lo que hoy disfrutas. Fue sueño o realidad. ¡ claro que fue un sueño al inicio! Hoy ya es una realidad y que está se ira convietiendo obsoleta y vendran nuevas cosas, que su origen es un sueño.

  • yo

    opino que los soñadores seran felices,aunque nunca estaran conformes en su vida,en cambio los realistas somos mejores porque ya sabemos que va pasar siempre,asi que andamos con cuidado.

    el mundo necesita constancia,y los soñadores no la tienen,los realistas sabemos que del 2 sigue el 3 y que no hay 2.5..

    los soñadores pueden empezar una cosa y no terminarla por fantasear con otra…

  • pol

    pienso que ir hacia un extremo es malo ser muy soñador tiene sus consecuencias estar fantaseando constantemente y la mayoría de veces no se toman en serio las cosas por lo tanto no concluyen sus objetivos pueden ser volados( distraídos), los realistas se toman muy en serio las cosas y pueden cumplir sus objetivos pero pueden llegar al punto de ser fatalistas…creo que el mundo es de los que tienen ambas características…como dicen soñar no cuesta nada pero ser realista tampoco…combinando las dos características se pueden realizar muchas cosas…

  • Pingback: Ivon Gregory()

  • Pingback: creditmattersinc.org()

  • Pingback: Bree Steppig()

Suscríbete a mi newsletter